Llámanos: 915 639 867
GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA POSTPARTO

Gimnasia abdominal hipopresiva

Si tras la valoración abdominopélvica se observa que no existe ninguna patología que nos haga recomendarte sesiones individuales de tratamiento, puedes pasar a hacer ejercicio en clases colectivas postparto.

Son muchas las mamás preocupadas por saber qué tipo ejercicio deben hacer para recuperarse tras el parto. Una de las opciones más completas y casi “de obligación” para nuestras mamás es la práctica de la gimnasia abdominal hipopresiva. De hecho, los ejercicios hipopresivos fueron creados por Marcel Caufriez como alternativa más saludable a los ejercicios tradicionales que se venían prescribiendo pues integra rehabilitación abdominal, postural y del suelo pélvico simultáneamente, tres puntos fundamentales en la recuperación después del embarazo.

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva es una técnica muy completa creada por el Dr. Marcel Caufriez, indicada inicialmente en la recuperación postparto del sistema musculoesquelético que conforman: pared abdominal, diafragma torácico y músculos del suelo pélvico. Los EJERCICIOS HIPOPRESIVOS son técnicas posturales. Están basadas en la conservación de una determinada postura durante cierto tiempo, este trabajo se hace de manera hipopresiva (en apnea inspiratoria). Se trabaja sobre todo el suelo pélvico, la espalda y el abdomen.

La ventaja de la técnica hipopresiva frente a los clásicos ejercicios abdominales es que no provoca un descenso de la musculatura pélvica y de los órganos abdominales.

Pueden realizarse en sesiones privadas o clases grupales, y en tan solo unas semanas de entrenamiento, los resultados son espectaculares: la cintura disminuye, se luce un abdomen más plano, se fortalece el suelo pélvico, la postura es más erguida y las relaciones sexuales son más satisfactorias.

El postparto, para conseguir recuperar completamente la musculatura tanto si se acaba de tener un parto, como si se está pensando en otro embarazo y la recuperación del anterior no ha sido completa.

A través de la realización metódica y supervisada de ejercicios hipopresivos podemos conseguir los siguientes beneficios:

Prevenir o mejorar el descenso de útero, vejiga y/o recto.
Problemas de incontinencia de orina, heces o gases.
Debilidad o separación de los músculos abdominales.
Estreñimiento, tránsito intestinal lento o dolores abdominales.
La mujer en la menopausia.
Después de una cirugía abdominal o ginecológica.
Reorganización postural, siendo de gran ayuda en casos de escoliosis, hernia de disco, y todas las patologías relacionadas con un déficit postural.
– Personas, principalmente mujeres, que practican deportes de impacto, como tenis, equitación, saltos, y los que producen una fuerte tensión abdominal.

¿Te gustaría pedir una cita en nuestro centro?